cinco alimentos ideales para la dieta pilates

Los cinco alimentos ideales para la dieta pilates

La práctica de un deporte como pilates en muchas ocasiones se lleva a cabo a fin de mejorar la postura o porque necesitamos bajar un par de kilos.

Como este tipo de ejercicio surgió dentro de los salones de ballet, es común que sean quienes deseen un cuerpo más delgado y espigado quienes se decidan por la práctica de pilates, cuerpo que no se logra simplemente practicando pilates, sino añadiendo una dieta que permita reducir el peso y dar la energía necesaria para realizar los ejercicios.

Los cinco alimentos ideales para la dieta pilates

Alimentos ligeros pero que den energía 

En pilates es importante el uso de espalda y vientre para realizar los ejercicios, se fortalece el área que se conoce como de músculos abdominales, por lo que es importante no añadir pesadez consumiendo lácteos o carnes grasas como tocino o embutidos.

Nueces, cereales y frutas como plátano o manzana son opciones ligeras que aportarán la energía necesaria, pero sin contribuir pesadez al estómago que utilizaremos tanto en el ejercicio. Especial cuidado tengamos con los lácteos pues nos pueden causar agruras tras el ejercitarnos.

Alimentos con grasas buenas después del ejercicio

Después del ejercicio es necesario recargar energía y es por eso que podemos optar por alimentos de los que contienen grasas buenas y saludables. Una opción puede ser el consumir un pan integral multigrano con crema de cacahuate o almendras, que contienen grasas saludables.

Bolas energéticas echas en casa las podemos realizar con nueces, cacao sin azúcar, dátiles y aceite de coco. Así como optar por barras energéticas, pero siempre con las que sean echas en casa y con ingredientes naturales.

Bebidas refrescantes y altas en fibras

Pilates se centra en menor esfuerzo con mayor concentración de energía, por lo que no es un ejercicio que deshidrate especialmente; pero como cualquier rutina mantenerse hidratado es importante. Para aportar fortaleza abdominal desde el interior podemos optar por aguas naturales altas en fibra como el agua de avena, el agua de pepino, mango o frutas como los plátanos, la piña y ciruela.

Claro, el agua siempre es la mejor opción así que no la descuidemos en ningún momento en la dieta.

Batidos y licuados

A veces la energía la necesitamos para iniciar la mañana y empezar la rutina de pilates, por lo que podemos optar por una opción rápida y sencilla en batidos y licuados tipo smoothie. Varias frutas, leches deslactosadas o vegetales, así como yogures y granos pueden ser parte de un rico y energético licuado

Alimentos equilibrados

En sí además podemos aportar a nuestra dieta al realizar pilates elecciones inteligentes y equilibradas. En definitiva, después de una cena de hamburguesa, papas fritas y malteadas no nos sentiremos en el mejor ánimo para realizar cualquier tipo de ejercicio.

Mantengamos una dieta equilibrada con abundantes verduras, moderadas carnes o pastas, así como evitando los alimentos procesados o altos en azucares para que realizar pilates sea más sencillo y la pérdida de peso o mantener el peso ideal sea más fácil.

 

Comenta con nosotros:

Síguenos

Síguenos en Facebook