Quema grasa y tonifica tu cuerpo con estos cinco ejercicios para pilates en casa

Seguramente ya has escuchado hablar del método pilates para la reducción de grasa, esto porque el método es de lo más sencillo y práctico, de modo que puedes hacerlo desde tu hogar sin los grandes aparatos que puedes encontrar en un gimnasio.

Por eso es que te presentamos a continuación cinco ejercicios que son básicos en el método pilates, ejercicios que con práctica y dedicación de seguro podrás reducir esas molestas “llantitas” que se acumulan en los costados. 

Eso sí, antes de comenzar te recomendamos el que acudas a una revisión general de tu cuerpo, con un médico profesional para que sea él quien determine si puedes hacer ejercicio y a qué ritmo es que tu cuerpo te permite hacerlo, pues aunque los pilates son efectivos y suelen relacionárseles con la meditación, la verdad es que son actividades con mucho esfuerzo físico y emocional. 

Una vez que ya has ido a revisión, entonces sí, a comenzar a ejercitarte desde tu hogar.

El estiramiento es importante.

Este primer ejercicio es muy sencillo y efectivo para ayudar tu elasticidad. Siéntate en la pelota para pilates (si aún no tienes una, cualquier silla plana puede ayudar) y estira lo más que puedas tus piernas hacia el frente, que queden suspendidas en el aire, formando un ángulo tu columna y las piernas. Mantenlas así estiradas lo más que puedas. Si bien se te dificulta, puedes comenzar con una pierna primero y después la otra.

Logra un vientre duro con este ejercicio.

Para hacerlo, debes recostarte boca arriba en tu colchoneta para pilates; dobla las piernas hacia tu pecho, sosteniendo tus rodillas con las manos. Tus piernas deben estar firmes y poco a poco las elevas hacia el techo y hacia adelante. A la vez que haces esto, puedes poner un poco de presión más en tu abdomen estirando los brazos hacia los lados y agitándolos. 

Deja atrás la tensión en tu columna.

Siéntate en la colchoneta, junta tus rodillas a tu pecho, sosteniendo tus piernas. Relájate y poco a poco balancéate hacia atrás y hacia adelante. Puede parecer un ejercicio simple pero este te ayudará a alejar la tensión en tu columna vertebral.

Tonifica tus glúteos y extremidades inferiores.

Ponte de rodillas sobre la colchoneta, luego eleva una pierna hacia el techo, mientras mantienes el tronco de la columna firme, hacia el frente. Después cambias de pierna y sentirás cómo tus músculos están trabajando.

Rodillas en forma de cruces.

Recuéstate de nueva cuenta sobre tu colchoneta; con una pierna trata de juntar la rodilla a tu pecho, mientras sostienes con tus manos tu cabeza. Luego cambia a la otra pierna y así continúas, como si estuvieras pedaleando una bicicleta.

Recuerda que ante todo debe estar tu seguridad; si sientes un pequeño tirón o crees que te estás lastimando la espalda, suspende el ejercicio de manera inmediata. Si eres principiante en los pilates, recuerda también no sobrecargar tu actividad, poco a poco puedes ir aumentando la carga, conforme notes tu resistencia.

Comenta con nosotros:

Síguenos

Síguenos en Facebook